Gastronomía Singular

En Gastronomía Singular Identificamos Gastronomía Ya somos 346 afiliados

MAESTRO CHURRERO

Fotografías

Localización y reservas

Dirección:
PLAZA DE JACINTO BENAVENTE 2 28012 Madrid
Web:
Reservas:
http://maestrochurrero.com/

MAESTRO CHURRERO

  • Sin Gluten
  • Artesanal
  • Singular
  • Para Niñ@s

ESTABLECIMIENTO COLABORADOR CON LA ASOCIACION DE CELIACOS Y SENSIBLES AL GLUTEN DE MADRID. Ya han pasado 110 años desde que Don Florencio abriera un pequeño puesto de churros en la esquina del Paseo del Prado y la calle Atocha. Ese sería el principio de una saga de artesanos que fue creciendo poco a poco y que culminó Don Galo con la fundación de Maestro Churrero. Más de un siglo después, uno de los establecimientos más emblemáticos de la capital está de enhorabuena. Don Joaquín, hijo de Don Galo, renueva su local en pleno centro de Madrid, en la plaza Jacinto Benavente, muy cerca de los lugares donde su aabuelo comenzó su andadura. Don Joaquín, el heredero de la saga, apuesta por fuertes innovaciones en el sector y las combina, por supuesto, con la artesanía tradicional, un cóctel perfecto, que cumplirá no sólo las expectativas de los clientes de toda la vida sino que además hará las delicias de nuevos consumidores atraídos por las últimas novedades del mercado. Fue allá en 1940 cuando Don Galo, con apenas once anos y una cesta bajo el brazo, comenzó a vender churros por teatros y cafetines de calles y barrios tan emblemáticos como la Latina, Calle de Toledo, Calle del Prado. Con el paso del tiempo logró reunir 400 pesetas, con las que compró un bidón para hacer fuego y una sartén para freír los churros. Junto con su mujer, Doña Ana, recorría las ferias y las verbenas de Madrid y ahí se inició esta historia, la de una saga familiar que abarca ya cinco generaciones y todas ellas con un denominador común: el orgullo del esfuerzo, el sacrificio y la honradez de más de 100 años haciendo churros. Siguiendo esta misma filosofía, Don Joaquín ha dado un paso más en esta nueva aventura churriega. Renovarse o morir, ese el dilema. Y esa es precisamente la gran apuesta que hace esta empresa en los tiempos que corren. Con una nueva imagen corporativa más moderna y actual, Maestro Churrero apuesta por las últimas tecnologías sin dejar de lado el factor artesanal que tanto le gustaba a Don Galo, y que es donde reside el gran éxito de sus productos. ¡Adiós a los pedidos tradicionales! Ahora podrás elegir el tipo de churro, el relleno, la cobertura, incluso el tooping. La renovación de esta tienda simboliza el nuevo estilo de Maestro Churrero, sin lugar a dudas, el local del futuro. La calidad de toda la vida mezclada con las últimas innovaciones con el fin de satisfacer a un mayor número de clientes. Ya ven, un siglo después, Maestro Churrero, sigue siendo pionero.